Iba con sus amigos a la Difunta, volcaron y quedó internado en grave estado de salud

Caucete 16 de septiembre de 2019
Todo ocurrió cerca de la medianoche del último sábado, en la zona de la Cuesta de las Vacas, en Caucete, cuando ese muchacho circulaba en un Fiat Duna junto a su hermano y un amigo.
ddc160919-010f03.jpg_345047785

Un joven quedó muy grave al volcar el auto en el que se trasladaba con un hermano y un amigo suyo, quienes a diferencia de él sufrieron lesiones leves, dijeron fuentes policiales. El que estaba complicado fue identificado como Rodrigo Héctor Aguirre (24), un changarín que tiene un hijo de 4 años.

Todo ocurrió cerca de la medianoche del último sábado, en la zona de la Cuesta de las Vacas, en Caucete, cuando ese muchacho circulaba en un Fiat Duna junto a su hermano Milton (16) y un amigo de ellos llamado Emanuel Aguirre (22). Habían estado en la casa de los hermanos, ubicada en el Barrio Industrial de Caucete. Y sobre las 20.30 partieron rumbo a Vallecito. "Supuestamente habían ido a ver al hijo del amigo, les había pedido que los acompañara. Nunca pensé que se iban a ir a la Difunta, me dijeron que iban hasta ahí nomás", afirmó Micaela Suárez, novia de Rodrigo, y luego lanzó una grave acusación: "El dueño del auto estaba muy mal, re en ped... cuando se fueron. Nunca me imaginé que les podía pasar algo así".

Los padres de Rodrigo y Milton dijeron que suponen que iba conduciendo el amigo de sus hijos por lo que el Duna es de él. Sin embargo, en la Policía señalaron que la hipótesis es que al momento del siniestro manejaba el mayor de los hermanos.


Lo concreto es que por causas que se investigan el chofer perdió el control cuando circulaban por la Ruta 141, cuando pretendían regresar al centro caucetero. Dieron al menos 3 tumbos y quedaron a un costado de la calle.

Y aquí llega otra acusación contra Emanuel Aguirre. "Mi hijo más chico y este otro estaban bien. No podían sacar a Rodrigo de adentro del auto, Milton le limpiaba la sangre, estaba inconsciente. Después se sentaron en la orilla de la calle a esperar ayuda. En eso el amigo fue a buscar el celular y salió disparando. Se desapareció, no lo vieron más", relataron Héctor Aguirre y Norma Pelaytay. "Los dejó tirados, no se hizo cargo de lo que hizo. Nos da bronca", acotó la novia del mayor.

A los minutos llegó el auxilio para los hermanos, quienes fueron trasladados al Hospital Rawson. El menor sólo sufrió en raspón en la frente. Pero la suerte del mayor fue distinta. "Tiene fractura de cráneo y una hemorragia interna. Los doctores me dijeron que está muy mal, no me dan muchas esperanzas", aseguró la madre.

 
 Fuente y foto: Diario de Cuyo

Te puede interesar