El Bastón El Bastón

Encontraron en Caucete un fósil de una tortuga de 295 millones de años

Se trata de la Waluchelys cavitesta, una tortuga que vivió en el periodo Triásico contemporáneamente con otros descubrimientos recientes como los dinasaurios Ingentia Prima y Lucianovenator bonoi.

Caucete 12/08/2020
50215710453_9b8f2030d9_o

Estos descubrimientos remontan a un momento y región común, la actualmente devenida en una fuente de hallazgos de este tipo, la zona de la Quebrada del Barro, en Balde de Leyes (Marayes).

Las campañas paleotológicas que se vienen realizando en San Juan son financiadas por el Gobierno de la Provincia de San Juan a través de la Secretaría de Estado de Ciencia, Tecnología e Innovación (SECITI) con el apoyo de la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ).

50216463111_c483c79ee9_o
Este último hallazgo ha sido recientemente publicado por revista británica “Journal of Paleontology”. El artículo cuenta con la firma de Ricardo Martínez, perteneciente al Centro de Investigaciones de la Geósfera y Biósfera (CIGEOBIO) y del Instituto y Museo de Ciencias Naturales (IMCN), ambos de la UNSJ; Cecilia Apaldetti, de la UNSJ y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet); Juliana Sterli, del Conicet y Museo Paleontológico Ferruglio de Chubut e Ignacio Cerda, de Conicet y la Universidad Nacional de Río Negro.

El nombre científico con el que fue bautizada la tortuga encontrada, está compuesto por el término Walu, que en diaguita significa tortuga al igual que lo es chelys en griego. Cavitesta a su vez proviene del vocablo latino cavum (hueco) y testa (caparazón). La terminología, por tanto, describe la característica principal que distingue a este ejemplar como es la presencia de cavidades en las placas del caparazón. En cuanto a su tamaño, Waluchelys cavitesta tenía un caparazón de 40 centímetros aproximadamente, una altura de 30 centímetros y un largo aproximado de 60 cm.

50216378361_9e6b2a93d5_o
Como aseguran los paleontólogos, esta tortuga vivió en Balde de Leyes y compartió hábitat con una fauna que se descubrió en el año 2015, fauna que no se conoce en todo el mundo. Está compuesta, por ejemplo, por dinosaurios herbívoros y carnívoros, antecesores de mamíferos, antecesores de cocodrilos, una fauna totalmente variada que se está estudiando.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias