El Bastón El Bastón

Dolorosa historia: Llevan más de 3 años esperando que se haga justicia por su hijo

Un matrimonio de 25 de Mayo quedó paralizado luego de que a uno de sus hijos lo chocara un camión. Les dijeron que el se tiró hacía el rodado pero tienen testigos y pruebas de que lo chocaron y mataron.

25 de Mayo 12/10/2020 Erika Dominguez Erika Dominguez
PADRES JUSTICIA

En una casa precaria pero con el calor de un hogar es donde vive la familia Ruarte Orrego, en localidad de La Chimbera en 25 de Mayo. Allí está la vivienda sobre la ruta 279, aquella que todos los días les recuerda que un camión que pasaba a alta velocidad se cobró la vida "Pepe".

Romina Orrego es la madre de Estaban Julián Ruarte, un joven de 19 años que falleció en un trágico siniestro vial protagonizado por un camión Scania ya hace 3 años y 8 meses. En una nota exclusiva con EL BASTÓN, ella junto a su esposo e hijos, cuenta con detalles cómo ocurrieron los hechos, además pide justicia y que se reabra el caso para dejar a su hijo descansar en paz.

Ellos viven entre la calle 22 y 23, mientras que en la calle 21 es donde a Esteban lo arrolló un camión de frente el 18 de febrero del 2017. "El venía de los corsos de Tupeli caminando y llegando a la calle 21 se le viene encima un camión; él se asusta y corre hacía el medio de la calle y lo agarra del lado del conductor. Mi hijo fallece en el momento", comenzó relatando con dolor Romina.

b290c27a-3d9d-40d2-a866-2fde00f7b050
Este lamentable suceso ocurrió sobre las 6 de la madrugada. El joven iba junto a un amigo a la par y atrás de ellos venía uno de sus hermanos con otro amigo. Según Romina, ellos caminaban sobre la banquina de la ruta de Oeste a Este, mientras que el camión circulaba de Este a Oeste cuando por cuestiones de segundos, el vehículo de carga pesada perdió el control, se cruzó de carril y atropelló a su hijo; quien en vez de tirarse como su amigo hacía el costado, donde habían malezas, se dirigió hacía la ruta y es ahí que el rodado termina con su vida.

Luego de esta dolorosa pérdida, la familia de la víctima confió en un abogado, de apellido Acosta, quien tuvo el caso por 1 año y 8 meses. "Recibimos una llamada de él, nos acercamos a su oficina , nos muestra el expediente y se da cuenta que el simulacro del accidente de la Comisaría 32 con las pericias de la Policía Científica no coincidían", detalló Romina.

Esta mamá angustiada dijo que ese abogado no quiso seguir mas el caso y le afirmó que "no había más nada que hacer", el caso estaba cerrado. Según Romina, todas las pericias estaban manipuladas a favor del conductor para que quedara como que el joven fue quien se le atravesó. Sin embargo, ella se quedó con la frase de su otro hijo que fue testigo clave del accidente, "mamá el Pepe no se tiró al camión, el camión lo agarró de frente", expresó con lágrimas.

Tras este primer fracaso en la Justicia, es que la mujer decide junto a su pareja buscar otro asesor jurídico para que reabra la causa. La misma está en el Tercer Juzgado Correccional, a cargo de la letrada María Mónica Lucero. "Nosotros pedimos una audiencia para que no pase más el tiempo y tenemos miedo de que esto quede en la nada y como que falleció otro chico más en la ruta", reprochó la mujer.

Las dudas de la familia

Luego de que el primer abogado "tirara la toalla" y dijera que el caso debía cerrarse, ellos comenzaron averiguar por sus propios medios todas las versiones del accidente y las pruebas con las que contaban. Primero que nada, la evidencia que tienen es que hay dos pericias policiales que no coinciden: la de la dependencia de Las Casuarinas y la que hizo en ese momento la Policía Científica. Además tienen a su otro hijo como testigo, junto a dos amigos del fallecido. 

"Las pericias de acá sale que ha sido en la calle 20 y no fue ahí, sino en la 21. Además la pericia de la Científica dice que el niño estaba tirado hacía su mano derecha (Sur), y en las pericias de la Comisaría 32 dice que estaba el cuerpo hacía el otro lado (Norte)", aseguró el padre de la víctima.

FAMILIA RUARTE ORREGO

Quién era "Pepe"

El joven veinticinqueño tenía 19 años, era jornalero, vivía justo a sus padres y 7 hermanos más. "Tenía muchos proyectos por hacer. No sólo le quitaron la vida a él sino nos mataron a todos. Es algo que uno no se recupera más, un dolor muy grande y más perderlo así de esta manera sin que se haga Justicia", lamentó la mamá desesperada. 

ddc190217-021f02.jpg_600308844

El conductor del camión se borró 

A ‘Pepe’ lo atropelló el chofer de un camión Scania, el mendocino Aníbal Lucero (56), quien venía de San Luis y pretendía cargar cal en Los Berros, Sarmiento. El hombre luego del siniestro no fue capaz de contactarse con la familia para al menos darles “el pésame”; tampoco la familia tuvieron noticias de la empresa en la que trabajaba y ni del seguro del vehículo.

ddc190217-021f01.jpg_1974138829

 MIRÁ LA NOTA COMPLETA: 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias