El Bastón El Bastón

Últimas noticias

Cuando las palabras garantizan derechos

Efemérides 03/12/2020

Por: Emilce Moragues. Periodista. Diplomada en Políticas de Inclusión.

El 3 de diciembre de cada año, se conmemora el Día Internacional de por los Derechos de las Personas Con Discapacidad, fecha establecida en 1992 Por la Asamblea General de las Naciones Unidas como piedra basal del reconocimiento social y jurídico de este colectivo.

Ya marcado el calendario, ¿Dónde debieran empezar entonces las distinciones? En tiempos donde los cambios de paradigma respecto del uso correcto del lenguaje parecen dividir aguas, sin duda  la adecuada denominación es una herramienta fundamental para comenzar  a acercar posturas, derechos y obligaciones.

Nombrar , valorar y naturalizar la diversidad: El primer paso

Históricamente, la manera de referir la discapacidad socialmente ha evolucionado poniendo en valor al ser humano, por encima de cualquier situación adversa en su salud, entorno o forma de adaptación a él. Así el modelo médico de la discapacidad donde impera una connotación negativa que sólo encontraría solución en la medicina, ha sido desbancado por la  una visión mucho mas integral de este fenómeno; el modelo social, que viene a poner el foco en la interacción entre las dificultades de salud y las barreras existentes en la sociedad para el pleno goce de derechos de estas personas. 

El modelo social fue recogido en la Convención Internacional sobre los Derechos de Personas con Discapacidad que se adoptó el 13 de diciembre de 2006, entró en vigor en mayo de 2008 y resulta obligatoria para todos los Estados parte, incluido el Estado Argentino.

La importancia de la Convención radica en que fue elaborada gracias a el impulso y participación activa de personas que conforman este colectivo. Fueron ellas, entonces, las protagonistas de un cambio donde las el uso correcto de las palabras  son el eje.

Por un lado se acogió el lema : “Todo con nosotros, nada sin nosotros "para hacer referencia a que ningún espacio de la vida en sociedad donde las personas con discapacidad formen parte, debe ser ocupado por un tercero en representación de ellas.

Por otra parte se acuña determina que la terminología correcta es “Persona con discapacidad” ya que de esa manera no se totaliza ni estigmatiza a quienes conviven con esa situación que combina aspectos médicos, sociales y culturales. 

Entendiendo que las formas de referir a tales aspectos constituyen  el punto de partida hacia cosmovisión colectiva, que será además, un  fuerte mecanismo de garantía de verdadera y efectiva integración.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias