El Bastón El Bastón

Dictaron 3 años de prisión en suspenso al camionero involucrado en la tragedia de San Martín

En tiempo récord (3 días) se acordó esa pena con la defensa de Pablo Luciano Barboza, el sujeto que manejaba bajo efecto de estupefacientes y fue participe directo de la muerte de Elías Ariel Garcías. Además, estará inhabilitado para conducir por 8 años.

San Martín 11/03/2021
8d496106-d30b-41f9-9d98-f37d26ecb583

El pasado lunes por la mañana, un siniestro vial se cobró la vida de Elías Ariel Garcías en el Boulevard Cruz Godoy, en San Martín.

El hecho se dio cuando, el hoy condenado Pablo Luciano Barboza, manejaba su camión Ford F900 bajo los efectos de estupefacientes y sin carnet de conducir habilitante. El mismo circulaba en dirección norte-sur y, de forma imprudente, realizó un giro a su izquierda hacía el barrio Virgen del Rosario; ante esta acción invadió el carril por el cual se desplazaba Garcías en su moto Yamaha 160cc, quien lo hacía por el mismo boulevard pero en sentido sur-norte, causando que el motociclista efectué una maniobra evasiva causante de la caída al asfalto. Su cuerpo impactó con el suelo y, finalmente, el camión lo que provocó el deceso casi instantáneo del mismo.

Barboza fue acusado de "Homicidio Culposo cometido por la conducción imprudente de un automotor agravado por la conducir bajo los efectos de estupefacientes" bajo el art. 84 bis 2do párrafo del Código penal.

Se acordó con la defensa un juicio abreviado con la pena de 3 años de prisión en suspenso y 8 años de inhabilitación para conducir.

Se resolvió en tres días bajo el nuevo sistema penal rápido cuya ventaja, explicaron fuentes judiciales, es "el extraordinario hecho dado por la conclusión del proceso de un homicidio culposo en sentencia en el sistema acusatorio en tiempo record (apenas unos días después de ocurrido el evento o en tiempo oportuno),  no solo es un claro mensaje a la sociedad en el sentido de que hay una respuesta oportuna ante la vulneración de la Ley (existen cientos de ejemplos en sentido contrario) sino que tiene la virtud de remover un obstáculo para obtener una reparación civil del daño".

En efecto, el artículo 1775 del Código Procesal Civil establece que: “Si la acción penal precede a la acción civil, o es intentada durante su curso, el dictado de la sentencia definitiva debe suspenderse en el proceso civil hasta la conclusión del proceso penal, con excepción de los siguientes casos:

  • Si median causas de extinción de la acción penal;
  • Si la dilación del procedimiento penal provoca, en los hechos, una frustración efectiva del derecho a ser indemnizado;
  • Si la acción civil por reparación del daño está fundada en un factor objetivo de responsabilidad.”

A más, con una sentencia penal, claramente, el condenado y las aseguradoras se verán compelidos, en los hechos, a negociar una solución económica.-

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias