El Bastón El Bastón

San Expedito: conocé la historia de doña Petronila

La mujer que recibió el primer milagro del santo en Bermejo, por lo que montó la primera capilla en su honor en su precaria vivienda.

Caucete y sus historias 19/04/2021
bf5599a7-7319-4658-8ebf-3086f17b3bac

Como cada 19 de abril, millones de personas en todo el mundo celebran el día de San Expedito, reconocido como el patrono de las causas justas y urgentes, aunque pocos conocen la historia por el cual este santo católico llegó a ser venerado por sus peregrinos, y mucho menos la historia de Doña Petronila, la sanjuanina que montó la primera capilla en la provincia.

Según el testimonio de una lugareña, Petronila fue una mujer que habitaba de la localidad de Bermejo a mediados del siglo XX, la misma sufría de violencia de género por parte de su marido, un hombre que como consecuencia del alcohol maltrató a mujer en reiteradas ocasiones.

Cansada de la situación y en una ocasión en que la mujer se encontraba aterrorizada ante las reacciones de su esposo, recibe por parte de una turista una estampa del casi desconocido en la provincia "San Expedito". Petrolina consulta sobre la existencia de este santo en la iglesia, donde se lo corroboran, agregando que en el país poco se conocía su historia y era escasa su devoción. 

Pese a ello, comienza a pedirle que su esposo abandone el alcohol, algo que parecía difícil de lograr, pero al poco tiempo sucedió, y el maltrato fue desapareciendo. Desde ese entonces, Petronila se convirtió en seguidora del santo católico, e hizo lo imposible para que San Expedito tuviera un paraje en su honor en Bermejo. 

No se quedaría solo con eso, la mujer oriunda del departamento Valle Fértil le montó con sus escasos recursos la primer capilla en la localidad de Bermejo, donde le rezaba todos los años y además organizó una novena en honor a San Expedito, que comenzaría a ganar peregrinos en la provincia con el pasar de los años.

MIRÁ LA NOTA EN VIVO:

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias