El Bastón El Bastón

Últimas noticias

La importancia de la vacunación de embarazadas y mujeres en periodo de lactancia

La Dirección de Materno Infancia aconseja la vacunación de este grupo y emite recomendaciones para reforzar el cuidado extremo en esta etapa.

Coronavirus 30/06/2021
d8c497c3f89e2db7e0138518344b1ac0_L

En la actualidad y con más evidencia científica, se sabe que el embarazo presenta un riesgo mayor de evolucionar hacia formas severas de la enfermedad COVID 19.

Por ello, el Gobierno de San Juan, a través del Ministerio de Salud Pública, abrió recientemente la inscripción para la vacunación de este grupo. Hasta el momento 2822 embarazadas y mujeres en proceso de lactancia se han inscripto para recibir la vacuna.

De todos modos y a expensas de la vacunación, es importante reforzar algunas recomendaciones:

¿Cuáles son las medidas de precaución para evitar contagiarme de COVID-19 si estoy embarazada?

Si estás embarazada debés tomar las mismas medidas de precaución que el resto de la población para evitar el COVID-19, pero extremando su cumplimiento.

Lavate las manos frecuentemente con agua y jabón o usá alcohol frecuentemente.
Quedate en tu casa todo el tiempo que puedas y tratá de recibir a la menor cantidad de personas. Si tenés que salir, mantené una distancia de al menos 4 pasos (2 metros) de las demás personas.
Las embarazadas y puérperas recientes deben permanecer en sus hogares, evitar el contacto con personas COVID (+) o contactos estrechos de un caso positivo.
Mantené todos ambientes bien ventilados.
Si tosés o estornudás, cubrite la boca y la nariz con un pañuelo desechable y tiralo inmediatamente en forma segura. Tratá de no tocar tu cara, especialmente tus ojos, nariz y boca.
¿Debo seguir con mis controles si no tengo COVID?

Durante el tiempo que dure la pandemia, los servicios de salud estarán siempre abiertos.

Es importante seguir con los controles prenatales para el control a tu embarazo.

Si tu embarazo es de bajo riesgo:

Frecuencia: un control durante los tres primeros meses, un control en el 2° trimestre, un control en semana 36 y luego de la semana 38 control semanal.

Aprovechá esa consulta para que te realicen los análisis, la ecografía si corresponde, la vacunación que tengas pendiente, además de retirar la leche y los complementos de 1000 días.

No te olvides de llevar tu Libreta Sanitaria para que te la puedan completar.

Si tu embarazo es de alto riesgo:

Tu médico tratante te dirá con qué frecuencia debés concurrir a la consulta.

Si ya tuviste tu bebé, el control tuyo y de tu hijito es aproximadamente a los diez días.

Podés llamar a tu centro de atención habitual para que dentro de lo posible te den un turno programado, asistí puntual a la hora que te dieron la cita. Si tu centro de atención está cerca dirigite caminando, tratando de evitar usar el transporte público.

Cuando termines la consulta, preguntá al profesional que te atendió todas las dudas que tengas y la fecha en que tenés que regresar.

¿Me tengo que vacunar?

Las medidas preventivas que se han tomado hasta la actualidad, si bien disminuyen el riesgo de contagio con el COVID-19, no son suficientes. Por lo tanto, los esfuerzos se han enfocado en el desarrollo de las vacunas, las cuales a la fecha han demostrado su eficacia y no deberían estar asociadas a riesgo materno o fetal.

El Ministerio de Salud de la Nación respalda la vacunación en las personas gestantes o en período de lactancia en función a los datos de seguridad y eficacia de las vacunas actuales.

Los primeros reportes de vacunación en embarazadas informan que las reacciones adversas son las misma que la de la población general (dolor en zona de punción, fatiga, dolores de cabeza y musculares). En relación a las complicaciones fetales y neonatales se encontraron dentro del porcentaje esperado en la población general.

Además, se han reportado en varios casos de embarazadas vacunadas, la transferencia de anticuerpos contra el SARS-CoV2 a través de la placenta y la leche materna, los cuales podrían proteger al neonato de COVID-19.

En tal sentido, se considera que se debe incluir la vacunación contra el COVID-19 en las embarazadas y a quienes están dando de mamar y hacer las siguientes recomendaciones:

Priorizar a las mujeres gestantes o lactantes en el acceso a la vacunación.
Vacunarse en cualquier momento de embarazo o la lactancia
Colocar la vacuna con un lapso de separación de por lo menos de 14 días con la vacuna triple bacteriana e Influenza.
No suspender la lactancia por la vacunación contra el COVID 19.
¿Cómo me doy cuenta si tengo COVID y qué debo hacer?

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha alertado de que las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de presentar formas graves de la COVID-19, por lo tanto hay que estar atentos.

Durante el embarazo, los cambios fisiológicos de la función pulmonar y la adaptación de la inmunidad también podrían incrementar la susceptibilidad y gravedad clínica de la neumonía por COVID-19.

Recordá que los síntomas del COVID-19 son parecidos a los de una gripe.

Si tienes fiebre, tos y dificultad para respirar, diarrea, congestión nasal, debes hisoparte en el centro que te corresponda por tu domicilio. Recordá avisar que estás embarazada para que te atiendan rápidamente. Allí te entregarán un saturómetro para monitorear tu enfermedad.

Si tenés dudas podés comunicarte con los teléfonos 430-5541, 430-5101, 430-7308, por WhatsApp al 264 6301111 o al teléfono de seguimiento de tu obra social. Recordá que estos no son números para la urgencia.

También te van a derivar a una consulta presencial al centro de atención que te corresponda para hacer tu primera consulta.

Ni bien tomes contacto con cualquier personal de salud debes comunicarle que sos embarazada y positiva para COVID-19. Te atenderán con prioridad.

En caso que seas positiva o contacto estrecho, debes respetar junto con las personas con las que hayas tenido contacto, el aislamiento estricto respectivo y seguir con todas las medidas de prevención de contagio para seguir evitando la propagación del virus.

¿Cómo será mi parto si soy positiva de coronavirus?

Las embarazadas con COVID-19 pueden tener parto vaginal, a menos que exista una causa médica justificada que no lo permita.

Inmediatamente después del parto:

Aunque tengas coronavirus, usando un tapabocas, puedes pedir que te coloquen a tu recién nacido, piel con piel, siempre usando mascarilla y lavándote mucho las manos. Si las condiciones de ambos son buenas podrás tener junto a vos a tu bebé porque el contacto le ayuda a desarrollar su cerebro.

¿Qué tengo que tener en cuenta antes de salir del hospital o sanatorio?

Asegurate de que a tu bebé le hayan dado las vacunas que le corresponden y le hayan tomado las muestras para las pesquisas neonatales.
Recuerda solicitar un método anticonceptivo antes de que te den de alta.
Si tienes alguna de estas señales de peligro después del parto, debes acudir inmediatamente al centro de salud más cercano: fiebre; sangrado abundante y mal oliente; dolor de cabeza constante; hinchazón de cara, manos, piernas y pies; visión borrosa; zumbidos de oídos o dolor abdominal.
¿Puedo darle de mamar a mi bebé aunque tenga COVID-19?

Tanto el contacto temprano como la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida ayudan muchísimo al bebé a desarrollarse. La leche materna tiene todos los nutrientes que tu bebé necesita y los anticuerpos de la madre que ayudarán al bebé a defenderse de enfermedades. Por eso, la lactancia debe ser exclusiva durante los primeros 6 meses.

Si tenés COVID-19 confirmado o síntomas de sospecha puedes darle de mamar extremando todas las medidas de prevención.

Antes de tocar y/o amamantar a tu bebé debes cumplir estrictamente con las siguientes medidas:

Lavate muy bien las manos antes y después de tocar a tu bebé.
Lavate muy bien los dos senos y otras áreas del cuerpo que estarán en contacto con el bebé. •Colocate SIEMPRE un tapaboca que te cubra la boca y nariz para evitar contagiar al bebé.
Limpiá y desinfectá el celular, las llaves, otros objetos y superficies que hayas tocado, incluyendo el baño, cada vez que lo uses.
Hasta que estés recuperada de la enfermedad COVID-19, deberás mantenerte aislada en una habitación, y si no es posible al menos debes dormir en una cama solo para ti.
Debés estar pendiente de tu salud y la de tu bebé después de ser dada de alta.

Recordá los signos de alarma durante el embarazo:

Si tienes cualquiera de estos signos debes llamar a tu médico, al establecimiento de salud o acudir inmediatamente a la emergencia:

Fiebre
Sangrado
Dolor de cabeza
Visión borrosa
Dolor en el vientre
Pérdida de líquido amniótico
Zumbidos de oídos
Hinchazón de cara, manos, piernas y pies.
El bebé no se mueve
Dolor en la panza
Contracciones frecuentes antes de las 37 semanas (9 meses)

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias