El Bastón El Bastón

Argentina volvió a eliminar a Brasil y jugará la final de la Copa América de Futsal

En un partidazo en el que mereció más, la Albiceleste igualó 3-3 con la Verdeamarela y avanzó a través de los penales, donde se agigantó la figura de Nico Sarmiento. Ahora irá contra Paraguay por el título.  

Deportes - DESDE EL TABLÓN 06/02/2022
argentina-futsal_862x485

Partidazo. De esos que son más estudiados que una partida de ajedrez, pero a la vez tan intensos como cualquier clásico a nivel deportivo, de esos que trascienden la disciplina. Es que la rivalidad histórica entre la Selección Argentina y Brasil se trasladó al territorio paraguayo por las semifinales de la Copa América de futsal. Encima dos potencias en el rubro. Con autoridad, juego y mucha actitud, tras empatar 3-3 en el tiempo regular y el alargue, los argentinos se impusieron 2-1 y definirá el certamen este domingo contra la Albirroja. 

Nicolás Sarmiento, entre los arqueros más destacados en los pasados mundiales, fue protagonista estelar para que la Albiceleste se mantuviera en competencia tras un inicio furioso del Scratch, que generó peligro constantemente a través de Ferrão (elegido el mejor jugador del planeta en los tres últimos años) y Pito, dos de los hombres que representan al Barcelona y también a la Verdeamarela.

Los conducidos por Matías Lucuix, vigentes subcampeones del mundo, llegaban a esta instancia como segundos de su zona, detrás de Paraguay, e invictos: tres triunfos (contra Bolivia, Venezuela y Perú) y un empate (ante el elenco guaraní). Por su parte, los brasileños venían de cuatro victorias al hilo (dos veces a Uruguay, Chile y Ecuador). Y el encuentro cumplió con todas las expectativas de la previa.

Ferrão, que ganó la Champions con los catalanes, apenas tenía un centímetro dejaba en evidencia toda su velocidad y potencia para probar al arco. El 11 de arranque exigió muy bien a Sarmiento y avisó con un tiro directo al palo. Pero Argentina se acomodó en el partido unos minutos después y ofreció el golpe con golpe. Sí, por las ocasiones creadas y también por la fricción que propusieron ambos. De hecho, transcurridos los 5' había cuatro faltas por lado en una cancha más lenta de lo habitual por sus características.

La Albiceleste se bancó la intensidad pese al lógico desgaste del campeonato y tuvo premio al pegar primero: Vaporaki remató y Cristian Borruto, tras una serie de rebotes, la empujó dentro del área. Sin embargo, unos segundos más tarde llegó la primera polémica de la noche: Maximiliano Rescia, del Levante español, cayó al piso y, al apoyar sus manos, la pelota le dio en un brazo, por lo que rápidamente cobraron penal, pena máxima que Ferrão utilizó para estampar la paridad transitoria.

argentina-futsal_w862

Un detalle clave para entender el desarrollo: a 6' del cierre, la albiceleste llegó a la quinta falta, si bien no bajó la intensidad, la forma de defender cambió con una defensa más baja y unas divididas no tan peleadas. Así y todo, mantuvo la concentración en todo momento y no cedió espacios.

El complemento comenzó más apretado todavía. Con brazos, codos y agarrones, los dos sumaron amonestados e hicieron un duelo trabado en la mitad de cancha. A los 7', con otro tiro libre al menos dudoso, Matheus adelantó a los hasta ahora vigentes campeones del torneo sudamericano. Pero rápidamente, en medio de la vorágine que representó la expulsión de un colaborador argentino, Claudino le rompió el arco a Guitta. 2-2 parcial y el ritmo de juego aumentaba. Justamente, por una mano fuera del área cuando Brandi la picó por encima de su defensa, el golero brasileño vio la roja y eso también terminó siendo clave. De esa falta, Leandro Cuzzolino la mandó a guardar, pero otra vez el Scratch no se quedaba atrás: córner de Marcenio que se desvió y terminó con la igualdad final.

ZKN5RTklc_720x0__1

Esa tensión, jugando con un jugador de campo como arquero para ir a buscarlo hasta el último suspiro, tuvo que continuar hasta los penales. Como no podía ser de otra manera, también sufridos. Es que Lucas Bolo le rompió la cara de un pelotazo al arquero rival, que quedó tendido en el piso con arco y todo. Pero al figura de Sarmiento se hizo gigante, tan grande que le cerró el espacio a Brasil y lo dejó con las ganas de levantar el trofeo. Semira y no se toca. Ahora, Argentina irá por la gloria frente al anfitrión.

 

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias