El Bastón El Bastón

Viven en Santa Lucia desde enero, 7 personas entraron armadas y los dejaron con lo que tenían puesto

Un trágico episodio vivieron en la noche una familia de ancianos de Alto de Sierra. Los malvivientes los encerraron en el baño y aprovecharon para robarse todo.

Policiales 08/05/2022
sirenas-de-policia

Miguel Macied (68) llegaba de un arduo día de trabajo. Estacionó el camión que maneja, se bajó, entró a su casa de Alto de Sierra, se sentó a tomar unos mates con su esposa (67) y su cuñado que sufre una discapacidad(58). Minutos después serían atacados por una banda de delincuentes armados que le desvalijaron la casa.

“Recuerdo haber contado alrededor de siete personas. Entraron por la puerta del fondo. Pensamos que eran los amigos del hijo de mi esposa, pero empezaron a gritarnos y vimos las armas”, relató Miguel Angel. A partir de allí la noche de este jueves comenzó a oscurecerse dentro de la casa santaluceña. 

El dueño de la vivienda precisó en su denuncia, en Comisaría N°5, que las armas que logró visualizar eran un revólver calibre 22 y otro revólver calibre 38. Así también como, una tercera arma que no puede recordar. Luego de entrar, los malvivientes atacaron a Miguel con un palo de madera y le pidieron que se tirara al piso. 

“Yo estaba en el suelo, me golpearon y me pidieron plata. Decían que estaban esperando a que llegue yo. Porque supuestamente era el que tenía el dinero. Lo único que atiné a decirles era la verdad, que solo tenía lo que había en la billetera”, agregó al relato, aún conmocionado. Es que horas antes Miguel había pagado un arreglo mecánico a su auto y en su billetera solo quedaban 1200 pesos en efectivo.

Para poder realizar el robo sin interrupciones, los delincuentes optaron por meter a la familia al baño. “Yo que iba a hacer, mi cuñado tiene retraso madurativo. A mi me agarraron de imprevisto. Nos encerraron allí”, contó Macied. Tomaron unos cordeles, el palo con el que le habían pegado al hombre e hicieron una traba para la puerta del sanitario.

La familia de ancianos en el baño, afuera en el interior de la casa, hacían lo que querían . En un momento el silencio llegó, “Comencé a empujar la puerta y del otro lado me respondieron que no joda más que me iban a hacer boleta. Pensé que ya se habían ido”. El terror e incertidumbre por el próximo accionar de los ladrones hacía que los segundos parecían horas 

Cuando escucharon que todo se calmó, la familia salió de donde los habían encerrado y se encontraron con el desesperante panorama. Es que al no encontrar dinero, los ladrones decidieron llevarse, electrodomésticos: maquina de coser, licuadora, televisor, tostadora, etc. Hasta la ropa de cada uno de los integrantes de la familia, colcha, camisas, remeras, calzados. 

“Nos dejaron con lo puesto”, expresó aún shockeado la víctima. Hasta el momento personal policial de la Comisaría N°5 se encuentra investigando los hechos. Por su parte, el dueño de casa no sospecha de nadie de la zona ya que llegaron allí en enero.

Fuente: Telesol

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias