Indignación: finalmente le incendiaron el rancho por completo para que se vayan

Caucete 01 de agosto de 2019
La familia caucetera que estaba en vilo por los continuos atentados con fuego contra su vivienda volvió a sufrir un nuevo ataque, el tercero en apenas 3 días. Esta vez perdieron todo y necesitan ayuda.
ddc010819-006f01.jpg_2144990214

Según ellos alguien quiere correrlos con la intención de adueñarse de ese espacio. Esta vez, a última hora del pasado martes, el incendio iniciado intencionalmente por desconocidos destruyó las pocas cosas que se habían salvado en los anteriores siniestros y hasta tiró abajo el techo del precario rancho, ubicado en el interior de la conflictiva Villa Dolores, en Caucete, contiguo a la antigua Bodega Garade.

Ese espacio es propiedad de la familia Campos, quienes a pesar de que casi no les quedó nada se rehúsan a abandonar el lugar e incluso ya planean levantar otra estructura de adobe al lado de lo que era el antiguo rancho, que ahora solamente son vestigios tiznados y escombros.

La hipótesis de Ceferino Campos (42) es que quieren aprovechar que él se fue junto a su mujer y sus cinco hijos menores a vivir a una finca en la zona de Pie de Palo, donde le ofrecieron que sea casero temporalmente hasta que consiguieran un nuevo encargado. Sin embargo, la vivienda no quedó sola, porque le ordenó a sus tres hijos mayores (una chica de 18 y dos varones de 15 y 14 años) que se quedaran allí para cuidar el rancho y que estuviera en óptimas condiciones para cuando todos tuvieran que volver allí.

El drama comenzó durante la noche del último domingo, cuando por primera vez buscaron prender fuego la vivienda. Aquella vez no pasó de un aviso, porque la intención no prosperó gracias a que las llamas pudieron ser controladas.

El segundo ataque fue unas 36 horas después, en la mañana del pasado martes. Y allí lograron que las llamas destruyeran un sector del rancho y parte de las pertenencias de la familia, como un TV, un mueble, una cama y gran cantidad de prendas.

El último fue el peor para los Campos, porque el fuego terminó con todo lo que quedaba, como una heladera, una cama, un juego de sillas y muebles.

La Policía investiga para dar con los atacantes, quienes en todas las ocasiones actuaron cuando no había nadie en la casa.

Los interesados en colaborar con la familia debido a que perdieron todas sus pertinencias, deben comunicarse al siguiente número: 2645813365

Fuente y foto: Diario de Cuyo

ddc310719-009f01.jpg_1948280241Aseguran que les incendiaron el rancho porque quieren que se vayan

Te puede interesar