Así funciona Flagrancia

Caucete 09 de agosto de 2019
El procedimiento que revolucionó la Justicia y es modelo en el país opera en conjunto entre la Corte de Justicia, el Ministerio Público y el Poder Ejecutivo para resolver casos en un promedio de 2,52 días.
5af80b6b510c36ef960724de8bfdedbb_L

El sistema determina una situación de flagrancia cuando el autor del hecho delictivo es sorprendido en el momento de cometer el delito o inmediatamente después. También mientras es perseguido por la fuerza pública, el ofendido o el clamor público; y mientras tiene objetos o presenta rastros que hagan presumir vehementemente que acaba de participar en un delito.

El sistema puesto en vigencia el 9 de agosto del 2017 es un trabajo conjunto entre la Corte de Justicia, el Ministerio Público y el Poder Ejecutivo que pusieron recursos humanos idóneos, recursos económicos y la infraestructura edilicia para el óptimo funcionamiento del proceso.

Una de las ventajas del sistema acusatorio es la posibilidad de acuerdo entre el fiscal y el defensor. En Flagrancia se facilita la acusación porque, al encontrar a la persona en el momento que está sucediendo el hecho, hay más elementos de prueba que sirven para lograr un acuerdo con la defensa sin que se generen dudas sobre la responsabilidad en el hecho que se investiga.

El funcionamiento operativo de Flagrancia está a cargo de los fiscales coordinadores Daniel Guillén y Fabricio Médici.

Además, hay cuatro fiscales que tienen bajo la dirección que fija el fiscal general de la Corte, Dr. Eduardo Quattropani, en vinculación permanente con la Policía de San Juan, ante las eventuales situaciones conflictivas que los demanden.

Están organizados en turnos rotativos, de tal manera que siempre hay un fiscal de turno, un coordinador de turno y hay ayudantes de fiscal, quienes están distribuidos en tres zonas (Capital, Zona Norte y Zona Sur).

El ayudante de fiscal se encuentra ubicado en las comisarías, particularmente Seccional Primera y Cuarta. Ante un hecho in flagrante, se presentan de inmediato y se ponen en contacto con el fiscal en turno.

De esta manera se produce un gran cambio en el sistema acusatorio, porque el fiscal o ayudante entrevista a la víctima y le comunica todo lo que va a suceder en el proceso, cuáles son los plazos con los que cuenta el fiscal y los del procedimiento y cómo puede recuperar sus efectos.

Los procesos que inician cada uno de los ayudantes son comunicados a los fiscales de Flagrancia que se encuentran en el edificio de Fiscalía, en calle Rivadavia antes de Caseros, donde se constituyen las Unidades Fiscales (UFI).

En tanto la defensa pública, con cuatro defensores y cuatro ayudantes, se encuentra en el edificio de Flagrancia (ubicado en Maipú entre Aberastain y Caseros, en Capital) para atender a aquellos que no tienen defensa privada.

Finalizado todo el proceso de un caso, que en promedio es de 2,52 días, por decisión del fiscal general de la Corte, el fiscal o ayudante de fiscal tiene la obligación de comunicarse con la víctima y de informarle el resultado al que se llegó.

Asimismo, el fiscal le hace saber a la víctima qué resolvió el juez respecto a su victimario.

Puntos relevantes de Flagrancia
Aplicación de la ley
El proceso de Flagrancia es aplicable cuando se aprehende a un sospechoso en la comisión o tentativa de un delito. Dentro de los delitos está incluido el hurto simple.

Audiencia judicial
Cuando se realiza la aprehensión, el personal policial deberá dar aviso, en forma inmediata y sin dilación, al fiscal de turno y pondrá al presunto delincuente a disposición de la Justicia. El fiscal tendrá un plazo máximo de 48 horas para dar inicio al expediente y presentar una audiencia al juez.

Indagatoria
Se solicita una  solicitud a la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA), donde el imputado se presentará ante el juez con su abogado o con un defensor oficial. En la audiencia se le toma declaración indagatoria al detenido y allí el juez determinará si se trata o no de un caso de Flagrancia.

Víctimas y menores
Las víctimas tienen el derecho de participar como querellantes en las causas, haciendo el pedido formal ante el fiscal antes de que se inicie la audiencia. El proceso de flagrancia no se aplica a los menores de 18 años. Si en un hecho se aprehende a un mayor, el proceso solo se le aplica a este.

Finalización
En la audiencia de presentación se ofrecen las pruebas que se formulan en el debate final. El plazo para el juicio no excederá en ningún caso los diez días hábiles desde que se produjo la aprehensión del presunto delincuente. El juez dictará sentencia que podrá ser recurrible ante un tribunal.

Los fiscales coordinadores son los doctores Daniel Guillén y Fabrizio Medici.

Los fiscales del Ministerio Público son: Dra. Virginia Andrea Branca, Dr. Iván Augusto Grassi, Dr. Gabriel Adrián Riveros y Dr. Ignacio Antonio Achem.

Los ayudantes de discales son: Dr. Francisco Pizarro, Dr. Nicolás Schiattino, Dr. Raul Iglesias Galante, Dr. Pablo Martín, Dr. Renato Roca, Dr. Roberto Ginsberg, Dr. Oscar Ghilardi, Dr. Mariano Carrera, Dr. Alejandro Solera, Dr. Cristian Gerarduzzi, Dr. Roberto Galiano, Dra. María Beatriz Vaca, Dr. Nelson Bustos, Dr. Germán Cuk, Dr. Carlos Cáceres, Dra. Cecilia Cangialosi, Dr. Leonardo Arancibia, Dra. Valentina Bucciarelli, Dr. Atilio Yanardi, Dra. Claudia Ruiz Carignano, Dr. José Anibal Quiroga,

Fuente: Dirección de Comunicación Institucional de la Corte de Justicia

Te puede interesar