Joel Galván: un ciclista que brilla por su humildad, pasión y futuro

Destacadas 07 de septiembre de 2019
El joven caucetero participó en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019, representando al Seleccionado Argentino. Con sus 21 años, tiene todas las condiciones para ser una estrella del ciclismo adaptado.
IMG_2175~photo-full

Joel Galván, es hijo del caucetero "Chaucha" Darío Galván, exciclista del pelotón federado de San Juan. Es un joven que brilla con sus 21 años y que acaba de participar en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019, donde ganó una gran experiencia para su carrera que recién empieza. 

Pese a que el deportista padece dismetría - cuando una extremidad inferior es más larga que la otra- es un chico que no deja de entrenar para superarse. Eso lo llevó a que quede en el Seleccionado Nacional de Ciclismo Adaptado y represente su país y Caucete en este campeonato internacional.

"Viví una experiencia muy linda por la diversidad cultural. He debutado y aprendido a manejar una pistera fija recién allá. Más que nada he disfrutado de la experiencia porque los otros rivales eran de otro nivel y venían preparando la pista de hace varios meses, lo contrario a mí", explicó Joél sobre su vivencia en Lima Perú. 

Respecto a los resultados que obtuvo el joven ciclista en la capital peruana sirvieron de experiencia internacional para su inminente futuro. Tuvo que enfrentarse a 4 pruebas, dos en pista y dos en ruta. En la primera estuvo en el puesto 30 y en la segunda puedo bajar al 17.  Mientras que en su categoría C3 salió cuarto y en carrera de ruta masculino finalizó 11ro de los 35 corredores.

"Es un antes y un después porque sé como son los rivales ahora para poder entrenar mejor. Yo era el más chico, todos los demás tenía entre 30 y 40 años y vienen de Toronto 2015 entrenando. Si bien tenía que sacar una medalla para ser becado en el CeNARD (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) voy a tener que con mis recursos entrenar para las próximas competencias", dijo Joel convencido de que puede lograr mejores resultados con más entrenamiento.

El deportista desde los 17 años compite en ruta, pero con esta experiencia de correr en un velódromo, comenzará a entrenar fuertemente en pista. Además porque el próximo año seguramente participará de otra competencia en Brasil que es exclusivamente de ciclismo adaptado.

"Me gustaría vivir de esto. He conocido ciclistas que solo dedican su vida al ciclismo y eso quiero hacer yo"


Su familia, el apoyo fundamental

IMG_2190~photo
El joven caucetero tiene la dicha de tener a un padre como es "Chaucha" Galván. Es un pilar fundamental para su carrera y quien junto a su madre y sus cuatro hermanos menores lo apoyan incondicionalmente.

"Desde chiquito le gustaba andar en bicicleta, recuerdo que le armé una cuando tenía 2 añitos, pero después le apareció un quiste en la cadera y esa enfermedad le arruinó la pierna porque era maligno. Y por más que se lo sacaron le quedó una enfermedad en los huesos y se vivía quebrando, anduvimos por muchos hospitales aquí en San Juan como en Buenos Aires. Le pusieron clavos y pasó por muchas cirugías desde los 3 hasta los 5 años", detalló Darío sobre la dura historia de su hijo en la niñez.

Además, reveló que Joél recién a los 14 años comenzó a tener una vida normal después de largos tratamientos. "Ese es el miedo que tenemos con su madre cuando sube a una bici. Hemos pasado tanto sufrimiento con su enfermedad y fueron tantos meses tirados en hospitales que por eso lo cuidamos mucho. Sé que Dios está con el, pero es muy riesgoso el deporte y cada vez que se sube a una bicicleta andamos con el corazón en la boca", expresó.

"Después de todo lo que ha pasado, sigue en la lucha, ha demostrado que puede y Dios le ha dado la oportunidad de estar donde está"

El reconocido ciclista también sabe que para seguir la carrera no solo alcanza con tener las concisiones físicas, si no que se necesita de otros factores: "Siempre hemos sido muy humildes y para el ciclismo se necesita muchos materiales nuevos, de carbono y eso hace ventaja en el que las tiene y en las que no las tiene. Ojo, que las condiciones están pero no es lo mismo subir a un Mercedes Benz que un Renault 12", dijo con humor Galván haciendo referencia de que viven una precaria casa en la calle Corrientes.

"Nosotros siempre le hemos exigido que siga estudiando porque esto es un par de años pero después tiene que enfrentar la vida de otra forma", agregó. Sin embargo el "Chaucha" en su interior sabe que sí se puede vivir del ciclismo y que su hijo tiene el talento necesario para poder lograrlo. 

69759902_2426422540777860_9050988048346513408_n


El mensaje de Joel para los jóvenes

"Hay que ser constantes porque es muy lento el proceso de entrenamiento pero las cosas se dan y vienen solas. Entrena firme y confía que se presentarán grandes oportunidades como a mí".

Te puede interesar