Desesperante situación de una familia que desalojaron de su casa

Caucete 29 de noviembre de 2018
Se trata de la familia Bustos, del barrio Felipe Cobas, integrada por una mujer con sus cuatro hijos y nietos. La orden de desalojo pedido por la hermana de la mujer llegó este jueves y viven una situación desesperante porque no tienen a donde vivir.

Una historia de novelas pareciera la de la familia Bustos pero es una realidad que les toca vivir. Resulta que hace casi cuatro meses Rosana Bustos recibió una intimación judicial por parte de su propia hermana Sara Arroyo para que desaloje la vivienda que está a nombre de la madre de ellas. Ella en ese momento denunció le hecho a este medio y se oponía porque hace 38 años que vive ahí y además no tenía a donde ir porque no cuenta con los recurso económicos para hacerlo. Pero lamentablemente el pedido de desalojo ya estaba en el juzgado y solo faltaba la firma del juez que finalmente firmó. 

Según Jairo, hijo de Rosana Bustos, quien habló con EL BASTÓN, contó que este jueves llegó un oficial de justicia con dos acompañantes al domicilio con la orden de desalojo. "Hasta llamaron a un camión para que retiremos las cosas y nosotros le pedimos que nos den por lo menos hasta mañana para conseguir a donde ir y ellos no querían. A todo esto los vecinos se unieron y vinieron, al igual que la policía por el revuelo que se armó", explicó con angustia.

Ante esta situación los uniformados hablaron con el oficial de justicia y luego de una larga discusión quedaron de acuerdo en que les den un plazo de 24 horas para desalojar. Tal fue así que la familia tiene tiempo de deshabitar la vivienda hasta mañana jueves a las 11.

Luego de esa decisión, los integrantes de la familia buscaron con desesperación a donde ir pero por ese momento no conseguían nada. Según Jairo, dijo que "se nos cierran las puertas porque nadie nos da una solución. Le pedimos al intendente un lugar que nos preste y nos dijo que no tenía y solo nos ofreció que reabriéramos el caso haciendo una apelación por lo que mi abuela por la edad que tiene puede tener demencia y la hicieron firmar los papeles, pero lo mismo nos tenemos que ir ya de acá".

Por otro lado, llegó en ese momento una de las hijas de Rosana que había ido a hablar en horas de la siesta con gente del municipio y explicó que les habían dado una solución: "El señor Julián se ha comprometido en pagarnos el alquiler hasta que nos consiga una vivienda. Todos los vecinos y mi mamá están de testigos del audio que nos mandó con esa solución, solo esperamos que asea así porque no tenemos otra opción", finalizó la joven. 

Zocalo para imagenDenuncia que su hermana la quiere desalojar de su casa y no tiene a donde ir