Cinco años esperaron para tener agua y hoy es un sueño hecho realidad

Destacadas 27 de enero de 2019
Es caso de los vecinos del barrio Conjunto VII, que desde que les entregaron sus casas no tenían el servicio. Hoy tras reclamar, cortar rutas y que una sola concejal los escuche, al fin tienen agua.

Hace más de un mes, unas 500 familias de Pie de Palo y Pozo de los Agarrobos llegaron al límite de desesperación por no tener una sola gota de agua y decidieron cortar rutas para que los escuchen. Tras estas protestas que hicieron reiteradas veces y que los medios de comunicación se hayan hecho eco de esta problemática, Obras Sanitarias Sociedad del Estado (OSSE) empezó a buscar soluciones. 

Lo que decidieron desde OSSE fue que la empresa que está trabajando en el acueducto Vallecito habilitará un tramo del mismo para conectar un empalme y así poder destinar recursos a esas dos zonas del departamento.

Mientras trabajaban en ese empalme, la concejal Romina Rosas estuvo acompañando a los vecinos y asistiendo a través de Gobierno Provincial que enviaba camiones hidrantes a las familias afectadas por la falta del suministro.

Camiones de Gobierno
Rosas con obreros de Osse

Finalmente este domingo el empalme se habilitó. Llegó hasta esa nueva perforación el presidente de OSSE, Sergio Ruiz, para corroborar que el servicio ya esté habilitado y además habló con algunos vecinos de las zonas afectadas.  A partir de ahora serán favorecidos el barrio Conjunto V, Las Viñas, Calle Caseros, Calle San Lorenzo, Lote Hogar y Conjunto VII. 

Este último barrio, Conjunto VII es la primera vez que contarán con el servicio y para los vecinos es un sueño hecho realidad.

Natalia Maravilla, una vecina de ese sector, contó que está feliz por su hijo por primera vez se podrá bañar en la pileta. Aquella pileta que tenían para llenarla de agua sólo para poder consumir a diario.

Natalia Maravilla

Niño de barrio Conjunto VII



Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar