La concientización y la detección temprana, claves en la lucha contra el cáncer

Informe 04 de febrero de 2018
El médico oncólogo Mauricio Lirussi se refirió a la importancia de concientizar sobre la enfermedad y su detección temprana.

Este domingo 4 de febrero se conmemora en todo el mundo el Día contra el Cáncer. El doctor Mauricio Lirussi, médico oncólogo a cargo del Banco Provincial de Drogas Antineoplásicas que funciona en el Hospital Dr. Marcial Quiroga, se refirió a las claves para detectar y enfrentar la enfermar y destacó los avances médicos en su tratamiento.

El especialista explicó que “hay dos cosas importantes que hay que saber, la primera es acerca de la relevancia de la prevención, tratar de detectar estas lesiones en su menor dimensión. Para eso hay que ser conscientes; esas lesiones son asintomáticas, entonces hay que ir a control a buscar esto en su menor expresión. Y por otro lado para quienes ya tienen la enfermedad, sirve saber que hay que perderle el miedo al cáncer. En los últimos años se han logrado muchísimos avances”.

“Esta enfermedad sigue estando en la sociedad como un sinónimo de muerte, entonces la gente no quiere saber nada ni de prevención ni de tratamiento porque lo asocia a la muerte. Yo creo que la palabra cáncer, tumor, la deberíamos pasar al coloquio diario para que la gente empiece a perderle el miedo. Porque la realidad es que hoy hay mucha gente que vive con cáncer haciendo su vida normal”, agregó.

Y continuó: “El cáncer más común es el cáncer de mama. En nuestra provincia representa entre el 20% y el 25% de los diagnósticos de todos los tumores. Y a nivel de tratamiento (porque no todos los tumores se tratan, algunos con la cirugía se curan) entre el 40% y el 50% de los pacientes padecen cáncer de mama, o sea que sigue siendo el tumor más frecuente. Y esto teniendo en cuenta que es un órgano externo, que está a la mano, que permite revisarlo, o sea que es un órgano en el que deberíamos tener muchos menos casos”.

En relación a la función que desempeñan los profesionales en el Banco de Drogas, Lirussi manifestó que “el Banco tiene un programa que incluye la cobertura de tipo medicamentosa, o sea todo lo que tiene que ver con medicamentos en relación a patologías ya diagnosticadas. Se alcanza a todos los habitantes de San Juan que no tengan cobertura social o que tengan la cobertura del Programa Federal Incluir Salud. Allí se cubre todo al 100%, incluso los medicamentos. También intentamos informar mediante folletos que tienen que ver con la prevención a los familiares que concurren con el paciente, y otros que tienen que con mejorar los síntomas que producen los tratamientos oncológicos. Esos folletos también están disponibles en la página web del Hospital Marcial Quiroga donde dice 'Banco de drogas'”.

“Es importante destacar que en el hospital también funciona un Servicio de Cuidados Paliativos que es muy reciente pero muy importante ya que trabajan profesionales especializados en mejorar la calidad de vida del paciente. Esto es en las distintas etapas de la enfermedad, puede ser en etapas incipientes, de reciente diagnóstico, puede ser cuando ocurre la quimioterapia o puede ser al final de la enfermedad. Muchas veces los oncólogos estamos abocados al tratamiento, a las drogas quimioterápicas, a ver cómo podemos tratar de mejorar esta enfermedad, y además por nuestra formación nos perdemos algunos aspectos que tienen que ver con la calidad de vida, con la formación ética, psicológica, religiosa, y Cuidados Paliativos lo abarca”, indicó.

Con respecto a las estadísticas sobre la enfermedad el profesional señaló que “nosotros tenemos registros provinciales hospitalarios, o sea, todas las estadísticas de los pacientes sin cobertura; no tenemos las estadísticas de toda la Provincia. En este Registro hay un promedio que se mantiene muy estable, que es más o menos de unos 500 diagnósticos de patología oncológica al año, con aproximadamente 90 casos de cáncer de mama. El que llama la atención porque sigue siendo alto, es el cáncer de cuello uterino, que es la segunda patología más frecuente”.

“Esto sí llama la atención y preocupa porque el cáncer de cuello uterino es de los países tercermundistas. Los países desarrollados no lo tienen porque se previene antes de que llegue a ser patología oncológica. Nosotros tenemos niveles muy altos y se debe a que la mujer no se acerca a los servicios de ginecología donde se hace la prevención. Por suerte hoy está la vacuna, es fantástica, pero necesitamos que la gente se acerque más a vacunarse, que los padres lleven a sus hijos porque la prevención del cáncer de cuello uterino empieza en las adolescentes”, finalizó.

Te puede interesar