El hijo y nuera de la abuela moribunda se defendieron de la acusación

Caucete 09 de febrero de 2019
La mujer de 90 años que fue encontrada en estado de abandono y por ello trasladada a un hospital estaba bajo el cuidado de quiénes están en la mira de la justicia.
casa-abuela

Por orden de la Justicia de Paz, la policía ingresó a un domicilio particular de Caucete para rescatar a una mujer de 90 años que se encontraba en estado de abandono y por ello fue trasladada al Hospital César Aguilar para ser estabilizada, ya que presentaba un grave cuadro de salud. Su hijo y su nuera que estaban a cargo del cuidado de la anciana ahora están en la mira y por ello se defendieron ante la acusación de abandono de persona. 

Tiempo de San Juan llegó hasta la casa donde la jubilada con neumonía, desnutrición e infecciones ginecológicas habría estado sometida a condiciones inhumanas para vivir y dialogó con una mujer que se encontraba en el departamento contiguo a la vivienda de Herminia Agüero, quien dijo llamarse Mónica y se presentó como la pareja de Sergio Adalalla, el hijo cuestionado por el estado de su madre y denunciado por su propia hermana. 

Sentada en una silla de ruedas, con una ventana abierta de por medio y desde el interior de la casa, la nuera negó que hayan maltratado a la anciana hospitalizada y dio detalles de una guerra familiar por el dinero de la jubilación y la propiedad que habrían originado la "falsa denuncia" en su contra. 

"Todo es mentira porque Luisa (Adalalla, la denunciante) quiere cobrar la pensión de la madre cuando nunca la viene a ver ni se preocupa por ella; jamás le limpió algo o le lavó siquiera un vaso y ahora hace esto. Además se quiere quedar con este terreno (por el lote que comprende la casa y la construcción situada al lado donde habitan)", manifestó al mismo tiempo que agregó: "Pero eso no va a pasar porque mi suegra ya firmó los papeles que dicen que es de mi marido". 

A pesar de que la justicia certificó el estado de abandono de la jubilada, la nuera juró por Dios que no es así. Acorde a la información a la que accedió este medio, el hijo se habría negado en un principio a que el personal policial ingresara a la vivienda para sacar a la abuela y por ello la declarante justificó: "La señora tiene muchos gatos y por eso no querían que vieran el desorden del lugar.   

Sobre la falta de higiene de la anciana y el balde al lado de su cama donde hacía sus necesidades -aunque difícil de explicar-, la mujer ofreció una respuesta: "Tiene un baño en la casa pero no quiere usarlo porque le da miedo sentarse en el inodoro que está a baja altura y caerse. Tampoco quiere que el hijo que es hombre la bañe por pudor". 

Con una fractura que no le permite movilizarse sino mediante una silla de ruedas, la mujer defendió a su marido a capa y espada y sostuvo: "Es injusto lo que han pasado y encima ahora no se puede ni acercar a la madre. Es el único que se hizo cargo de la madre a diferencia del resto de los hermanos, algunos no viven en la provincia o directamente no tienen relación". 

Del mismo modo en que hallaron a su suegra, la esposa del sujeto sería investigado por la justicia penal estaba encerrada bajo llave, según ella misma manifestó, y ante el cuestionamiento explicó que se trata de una medida de seguridad por miedo a que su cuñada la ataque. "Como le gustan los problemas y ya me vino a amenazar con un cuchillo porque dice que estamos ocupando lo que no es nuestro, es para estar tranquilos mientras él está trabajando", expresó. 

Por el momento se espera que la denunciante ratifique la acusación en sede policial para que se abra una investigación en el fuero penal y un juzgado correccional tome cartas en el asunto. El apoderado, quien cobra la jubilación de su madre, podría quedar imputado por abandono de persona, delito que tiene una pena de prisión prevista en el Código Penal Argentino de 2 a 6 años, en su artículo 106.

En caso de que, si a consecuencia del abandono, resultare grave daño en el cuerpo o en la salud de la víctima -sostiene el CP- la condena de reclusión o prisión es de 3 a 10 años. El caso, en este punto, presentaría características de este tipo ya que, según aseguraron fuentes judiciales, de no haber intervenido el Estado la damnificada podría haber sufrido consecuencias severas, incluso la muerte, por el grave estado de salud que tiene.

Fuente: Tiempo de San Juan

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar