Condenas duras para los cauceteros que mataron a su vecina en el barrio Nikizanga

Policiales Caucete 15 de mayo de 2019
Carlos Moreta recibió 22 años, mientras que su yerno "Bicho" Herrera 20 años, por el crimen agravado por usar armas de fuego. El hecho ocurrió en el 2016 cuando los hombres tiroteaban a unos rivales y por error mataron a una vecina.
condena
Foto: Diario de Cuyo

El juez José Atenágoras Vega (Sala II, Cámara Penal) cerró anoche con duros castigos un caso que había conmocionado a los cauceteros hace tres años: el crimen de María Florinda Valdez (66) una jubilada con problemas de presión arterial y diabetes, que murió 23 horas después de recibir un tiro en el rostro cuando quería cerrar la ventana de su casa en el barrio Nikizanga, en los primeros minutos del 15 de mayo de 2016. La mujer pretendía tomar esa previsión mientras su hija cerraba la puerta con llave, pues afuera se había desatado una guerra campal entre dos familias, los Moreta contra los Cataldo y sus aliados, los Vilchez. Era el segundo cruce entre los rivales y habían empezado a llover los tiros contra los Cataldo, que viven justo al lado de la casa de María. "Salí de ahí, mami", alcanzó a decirle Mabel a María, cuando la mujer se desplomó.

El juez aplicó una condena a tono con el planteo de la fiscal Marcela Torres, quien había calificado ese hecho como homicidio simple, agravado en sus penas por el uso de armas de fuego y había pedido condenar a Carlos Martín Moreta (54) a 23 años de reclusión y 21 años para su yerno Mauricio Ezequiel "Bicho" Herrera (22). Un hijo de Moreta, Carlos Saúl, estuvo prófugo, fue capturado en febrero pasado y ahora espera ser juzgado por el mismo delito.

El juez, finalmente, condenó a 22 años a Moreta y a 20 a su yerno. Y las condenas resultaron bastante mayores a los 10 años y 8 meses que, en principio, ambos aceptaban en un juicio abreviado. Ese acuerdo finalmente no se concretó y fueron a juicio común, porque Moreta insistió en su inocencia: es más, anoche se declaró "tremendamente inocente", a pesar de que varios testigos lo vieron empuñar un fusil Mauser calibre 7,65 (que fue secuestrado) y disparar contra los Cataldo y sus amigos, los Vilchez.

 
 
Así, el magistrado desechó los planteos defensivos. El defensor oficial de Herrera, Marcelo Salinas, había pedido considerar el caso de la balacera como un abuso de arma y la muerte de María Valdez como homicidio culposo, pues "ni sabían que estaba en su casa", pegada a la de los Cataldo.

María Noriega, defensora de Moreta, pidió su absolución con el argumento de que no fue el autor pues una bala de fusil le hubiera "arrancado la cabeza" a la víctima. En todo caso, adhirió al planteo de Salinas de considerar el caso como un abuso de armas.

Ambos anticiparon que llegarán con sus reclamos a la Corte de Justicia.

Carlos Martín Moreta (54) recibió 22 años de cárcel. "Soy tremendamente inocente, lo siento mucho por la señora... me está esperando mi familia", dijo. Mauricio Ezequiel "Bicho" Herrera (22) fue condenado a 20 años de cárcel. Los testigos lo señalaron como portador de una de las armas usadas en la balacera.

Investigados por intentar matar
Además de ser condenarlos, el juez ordenó también extraer copias del expediente y enviarlas al fiscal en turno para que tanto Moreta como su yerno sean investigados por la tentativa de homicidio de Gabriela Torres de Cataldo y su hijo Carlos Cataldo. Eso había pedido la fiscal Marcela Torres, a quien no le quedaron dudas de que, aquella vez, ambos eran el veradero blanco de los Moreta, principalmente de "Carlitos" Moreta, señalado por varios como iniciador de los cruces que terminaron con el crimen de María.

Fuente: Diario de Cuyo

Te puede interesar