Orgullo caucetero: Ariel es el primero en ir a un mundial de hockey sobre patines

Destacadas 22 de junio de 2019
El chico está punto de subirse a un avión para cruzar a Europa con la selección juvenil. Es jugador de Unión Deportiva Caucetera desde siempre.
554450

Ariel Ferre es el nombre del primer caucetero en jugar un mundial, por ende, el primero que está en una selección argentina de hockey sobre patines. El chico siempre defendió la camiseta de la UDC y por eso es el orgullo de todo Caucete.


El alumno de sexto año de la Escuela Cristo Rey no tiene lugar para otras actividades, si entrenan a las siete desde las cinco de la tarde se sube a los patines y se va a patinar junto con las más chicos en la pista techada del Este sanjuanino. 


Un día Ariel, el padre de Arielito como lo nombra su familia, lo llevó al fútbol para que haga deportes, pero “cuando fuimos a verlo jugar estaba jugando con piedritas al costado de la cancha, un tiempo después con seis años dijo que quería ir a hockey y empezó en la Unión Deportiva” contó Ariel su padre. 


Este jueves la selección entrenó por última vez en la provincia, antes de ingresar a la pista Ariel nos contó que “soy el primero que va a un mundial, están todos muy contentos en Caucete. Es un orgullo enorme todo lo que significó el sacrificio de jugar, los viajes con el club y la selección sanjuanina. Ahora desde enero estamos trabajando con la selección argentina”.


Con el sueño cumplido de vestir la celeste y blanca, el jugador afirmó que “ahora quiero ver si puedo llegar a Europa para jugar y obviamente pelear un lugar en la selección mayor cuando sea más grande”. 


El chico tiene experiencia en selecciones provinciales y con su equipo viajó a diferentes lugares mostrando su talento arriba de las botas de cuatro ruedas. Ahora tiene el desafío de defender los colores nacionales en un mundial ante jugadores de su misma edad, pero en una copa del mundo.


Su contextura física es importante, su gancho y movimiento adentro del área también, además tiene mucha efectividad a la hora definir. Todo eso adentro de la pista, afuera tiene un perfil muy bajo y una humildad que lo llevan a ser muy querido en el ambiente del hockey sobre patines.


Su mamá, Sandra nos contó que “nosotros como papás estamos muy orgullosos de verlo cumplir su sueño y más nos hace feliz es ver qué las personas que nosotros no conocemos, se nos acercan y nos felicitan por lo que él es como persona y compañero; lo de buen jugador es lo de menos también estamos convencidos de que es un premio de Dios a su carácter y su perseverancia”.


Ariel que empezó a patinar con los patines y el palo de su papá que estuvieron guardados treinta dos años, hoy le dieron el premio. Los largos viajes desde Caucete a cualquier cancha lo depositaron en la selección argentina, el sueño de cualquier chico que juega a cualquier deporte. En estos días piensa en el mundial y en hacer las cosas lo mejor que pueda para llegar a la final del torneo, y ganarla. 

Fuente: Tiempo de San Juan

Te puede interesar