El Bastón El Bastón

Investigan si el cráneo hallado en el dique pertenece al caucetero Adolfo “Gogo” Ruiz

Tras confirmarse que los restos hallados en Ullum no son de Raúl Félix Tellechea, la investigación de la pieza ósea vuelve al punto cero y las preguntas se posan ahora sobre el hombre desaparecido en Caucete hace 11 años.

Caucete 03/08/2022
f613f2de-0a6c-48cb-943a-ec1c5af0e67f

Finalmente, el pasado martes se dio a conocer que los restos hallados en el dique de Ullum no son de Raúl Félix Tellechea. A partir de ahora, la Justicia sanjuanina tiene como tarea averiguar a quién pertenece ese cráneo, pero ya tienen en la mira dos casos de desapariciones que cuadran con las características de la pieza ósea hallada.

Uno de ellos es Adolfo “Gogo” Ruiz, quien desapareció en el 2010 y o de otra persona que aún no quieren dar grandes detalles debido a que prefieren resguardar su identidad.

Los estudios genéticos del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) sobre el cráneo encontrado en las costas del Dique de Ullum el pasado 16 de abril que lo compararon con el ADN de Tellechea dieron negativo. Con los resultados en mano, el fiscal que se encarga del caso de la pieza ósea deberá investigar a quién pertenece. Según comentó a DIARIO HUARPE, el principal caso en el que centrarán la investigación será el del “Gogo” Ruiz, un caucetero que está desaparecido desde el 24 de septiembre de 2010.

 “Gogo” asistió a un consultorio odontológico ubicado en el centro de Caucete y, desde aquel día de septiembre, hace casi 12 años que nada se sabe de él. El hombre tenía 51 años cuando desapareció y era empleado de la Dirección de Arquitectura. Esta es la primera característica que coincide con el cráneo, ya que la persona a la que perteneció tenía entre 40 y 65 años cuando murió. En este sentido, la data de muerte también coincide, porque se estima que la de la pieza ósea es de 10 a 20 años.

El paradero de Ruiz es un verdadero misterio, pero para el juez que investigó el caso hasta su retiro, Enrique de la Torre, “se trata de un homicidio, aunque no se encuentre el cuerpo”.

 Sin embargo, no hay mayores pruebas que apoyen esa hipótesis, ya que Ruiz no vivía una vida con sobresaltos, era empleado público y no tenía problemas o deudas con nadie que “haga creer que alguien lo quisiera haber matado”.

Riveros explicó que, además del caso de “Gogo”, hay otra desaparición que podría encajar con las características del cráneo, anteriormente mencionadas. “Preferimos todavía no decir la identidad porque primero queremos cotejar con el ADN de Ruiz, vamos a repetir el procedimiento que se hizo con Tellechea”, explicó el fiscal.

 “Vamos a comunicarnos con el antiguo juzgado en lo correccional para ver si hay material genético de Ruiz para cotejar. Si no vamos a tratar de dar con los hijos de él y cotejar”, indicó.

En este sentido, el fiscal planteó que, si da negativo el estudio, investigarán las otras posibilidades. Pero primero deberán comunicarse con los diferentes juzgados de la provincia para ver si hay otros desaparecidos que correspondan con esas características. “Es difícil porque no tenemos un registro de desapariciones en la provincia”, cerró.

Fuente: Diario Huarpe

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias