El Bastón El Bastón

Paso a paso cómo limpiar el tanque de agua de tu hogar

Se recomienda realizar periódicamente la limpieza del tanque para mantener la reserva de agua potable en condiciones óptimas para ser utilizada.

Destacadas 31 de octubre de 2022
limpieza-de-tanqujes

Limpiar el tanque de agua es una tarea vital en el hogar. Por eso, OSSE brinda en esta nota consejos útiles para realizar la limpieza de manera fácil y eficaz.

Es recomendable hacer mantenimiento, limpieza y desinfección de los tanques de agua domiciliarios porque están expuestos a contaminación por la acumulación de impurezas, suciedad, partículas en suspensión, ajenas al agua potable.

Las tareas de mantenimiento sanitario de los tanques de almacenamiento de agua garantizan almacenarla en buenas condiciones, siempre y cuando, se realicen periódicamente. Se recomienda al menos una vez al año realizar la limpieza y desinfección del tanque domiciliario, mucho mejor resultaría hacerlo dos veces al año. Si usted lo considera necesario puede optar por llamar a un plomero para dicha limpieza.

Precauciones que se deben tomar antes de comenzar las tareas

  • Utilice elementos de protección personal como delantal de plástico, botas de goma y guantes de uso doméstico; evite salpicaduras de cloro en los ojos.
  • Tenga preparados cepillos, escobas, baldes o cualquier otro elemento que fuera a necesitar.
  • Se recomienda leer atentamente las instrucciones que vienen en los envases de lavandina respecto a pasos a seguir en caso de accidentes generados en la manipulación del producto. No deje el o los envases de lavandina al alcance de los niños.
  • El tanque debe contar con su correspondiente tapa debidamente ubicada, sin roturas ni rajaduras.
  • Es importante asegurarse de que nadie consuma el agua del sistema interno del domicilio mientras se realizan dichas tareas.

  
Pasos a seguir para la limpieza y desinfección

  1. Cerrar la llave de ingreso de agua al tanque. Luego, cerrar la válvula de la cañería de distribución interna y abrir la válvula de limpieza o desagote, hasta quedar un fondo con 15 centímetros de agua, aproximadamente. No agitar ese resto.
  2. Limpiar el fondo, las paredes y la tapa del tanque. Con la ayuda de un cepillo o escoba de plástico. Solo usar agua, nunca utilizar un cepillo de metal ni detergente, jabón o polvo limpiador.
  3. Vaciar el tanque completamente y enjuagar varias veces. Eliminar los residuos por la válvula de desagüe, nunca por la cañería de distribución.
  4. Llenar el tanque hasta la mitad con agua. Agregar, por cada 1.000 litros de agua, 1 litro de lavandina concentrada. (sí el tanque es de 500 litros, corresponde ½ litro)
  5. Una vez lleno el tanque dejar actuar como mínimo durante una hora. Eliminar el agua por la cañería de distribución, abriendo todas las canillas de la casa. Nuevamente, llenar y vaciar el tanque hasta eliminar el exceso de cloro.
  6. Llenar el tanque y poner en servicio.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias